Bizcocho de limón

Bizcocho de limón con glaseado

Hoy vamos a preparar un bizcocho de limón con glaseado, aunque ya hemos hecho varias recetas de bizcochos, todavía tenemos muchos más para compartir con vosotros, la de hoy es una de las variantes más sencillas.

Hacer este bizcocho de limón con glaseado de limón es muy sencillo y el resultado es excelente, a continuación os explico paso a paso. Si queréis reducir la cantidad de azúcar de este bizcocho, podéis hacerlo sin glaseado, pues básicamente es azúcar, y el bizcocho os va a gustar exactamente igual.

Ingredientes:

  • 200 g de harina de repostería (o de todo uso)
  • 205 g de azúcar
  • 3 huevos grandes
  • 90 g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 80 g de nata fresca
  • el zumo de un limón
  • la ralladura de dos limones
  • 2 g de extracto de limón (opcional)
  • 3 g de polvo de hornear
  • 2 g de bicarbonato sódico
  • una pizca de sal

Para el glaseado:

  • 150 g de azúcar glas
  • zumo de 1/2  limón
  • ralladura de limón

Elaboración bizcocho de limón:

Precalentamos el horno a 200ºC.

En un bol, batimos con unas varillas, la mantequilla a temperatura ambiente con la azúcar, Añadimos uno a uno los huevos, y batimos con las varillas para que se mezcle bien.

Añadiremos la nata fresca, el extracto de limón, la ralladura de limón y el zumo de limón y seguimos batiendo hasta conseguir una mezcla homogénea.

Cogemos otro bol y añadimos, la harina, el polvo de hornear, la sal y el bicarbonato sódico.

Lo añadiremos a la mezcla y batiremos suave  para que no coja demasiado aire.

Cogemos un molde rectangular y lo forramos de papel de hornear para que se pueda desmoldar mejor.

Colocamos el bizcocho en el horno, a temperatura 180ºC durante 40 o 45 minutos, lo comprobamos con la punta del cuchillo o palillo y si sale seco ya estará.

Lo dejamos enfriar sobre una bandeja de agujeros o rejilla durante 5 o 10 minutos.

Para el glaseado mezclamos el azúcar y añadimos el zumo de limón poco a poco hasta conseguir una textura deseada. Le damos un baño al bizcocho por encima hasta que quede más o menos cubierto, añadimos por encima ralladura de limón.

Lo guardamos en el frigorífico  hasta que solidifique el glaseado, ya se puede comer.

 

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.