champiñones guisados

Receta de champiñones guisados

Los champiñones guisados, es una receta de esas que necesitas media barra de pan para comerlos y disfrutarlos al máximo. Puedes dejarlos hechos bien guardados y mantenerlos en la nevera varios días, tendrás una guarnición buenísima para cualquier otro plato.

Personalmente los champiñones es mi hongo preferido, por su versatilidad, su sencillez y la facilidad de encontrarlos todo el año.

En este caso preparamos la receta en una olla lenta o slow coocker pero no te preocupes te explico como cocinarlos en el modo tradicional.

Ingredientes 4 personas:

  • 700 g de champiñones
  • 2 cebollas
  • 3 dientes de ajo
  • 150 ml de vino blanco
  • 1 cucharada de harina
  • aceite de oliva
  • 2 aros de guindilla o 1 cayena
  • perejil fresco
  • sal
  • pimienta

 

Elaboración de los champiñones guisados:

Enciende el slow cooker en ALTA.

Limpia los champiñones y córtalos por la mitad o en cuartos.

Pica finos los ajos y las cebollas y pochar todo en una sartén con aceite de oliva junto a los dos aros de guindilla o la cayena.

Cuando la cebolla empiece a perder dureza y la veas medio transparente, añade una cucharadita de harina, remueve y deja que se cueza durante 2 minutos a fuego fuerte.

Añade el vino blanco, deja que reduzca un poco, remueve bien.

Incorpora los champiñones a la sartén, añade un poco de sal, saltea para que se mezcle todo bien y pásalo al slow cooker.

Cuece durante 3 horas en ALTA.

Cuando los champiñones estén hechos, prueba y rectifica de sal y pimienta. Espolvorea con perejil picado y sirve.

Si no dispones de una olla lenta o slow coocker, los puedes hacer del modo tradicional, el preparado es el mismo, solo que no lo vertemos en la olla lenta, los seguiríamos cocinándolos en la sartén, pero deberíamos añadir un poquito de agua hasta que queden cocinados del todo.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.