Olivas

Olivas

A quien no le gustan las olivas, pero yo no sé si a vosotros os pasará lo mismo que a mí, a veces los Aliños en el supermercado no me acaban de gustar. Por eso hablando con las personas mayores de aquí del pueblo investigando como ellos alineaban sus propias olivas, he sacado esta receta más o menos inspirada en lo que hacían ellos.

Si tú eres de los que viven en pueblos pequeños o tienes acceso a coger tus propias olivas, es necesario quitarles el amargor, antes de comenzar a aderezar o aliñar las aceitunas. Aunque si no es tu caso también es posible comprar directamente aceitunas en salmuera y aliñar a nuestro gusto.

Una vez ya las tenemos bien sea compradas o recogidas por nuestras manitas, tenemos que endulzarlas, podemos hacerlo con agua o sosa cáustica diluida. Lo más rápido y habitual es usar Sosa para eliminar el amargor de las aceitunas.

Las aceitunas en salmuera pueden aguantar un año perfectamente sin deteriorarse. Sin embargo, una vez alineadas, la vida útil de las aceitunas caseras no es tan larga. Aunque podemos conseguir que nos aguanten varios meses si seguimos los siguientes trucos y consejos. Proteger las aceitunas del contacto del aire, es primordial, para ello debemos evitar que las aceitunas floten sobre la superficie del agua. Mi abuela tenía un truco para ello, en el cubo de las aceitunas colocaba una bolsa de plástico abierta. La bolsa, al flotar por encima las aceitunas impide que salgan a la superficie y se oxiden.

Pero para mi gusto, y lo más eficaz, es cubrir las aceitunas con una lámina de aceite de oliva, a ser posible, además de las propiedades antioxidantes del aceite de oliva, las aceitunas se impregnan de una película de aceite que los protege del contacto directo del aire.

 

Ingredientes para picar o ensaladas:

  • 1,5 kg de olivas chafadas negras y verdes
  • unos granos de pimienta negra
  • un trocito de cebollino
  • 6 dientes de ajo
  • unas hojas de perejil
  • ralladura de piel de limón
  • 1 pizca de pimentón picante de la vera
  • 1 pizca de pulpa de guindilla picante
  • aceite de oliva virgen extra
  • vinagre de jerez
  • 1 pizca de manzanilla
  • 2 hojas de laurel seco
  • 1 puñado de ramas de tomillo y romero

Elaboración de olivas:

Majar en un mortero, los granos de pimienta, cebolleta y los ajos, a continuación añadimos el perejil, la ralladura de limón y el pimentón, seguimos majando.

Añadimos a la mezcla, la pulpa de guindilla, el vinagre, la manzanilla y el aceite de oliva, removemos en el mortero.

En un bol ponemos las olivas, vertimos la mezcla sobre las olivas.

Para acabar, añadimos más aceite de oliva, laurel, tomillo y romero, dejamos reposar una hora para que se empape bien, y listo.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.