patatas revolconas o meneás

Como hacer patatas revolconas o meneás

Esta receta de patatas revolconas, es tan fácil que te sorprenderá. En este caso hemos hecho la receta con una olla lenta, esté pequeño electrodoméstico es un crack en ahorrar luz, y nos da la opción de poderlo programar y olvidarnos un poco de la cocina hasta la hora del sofrito.

Hay que tener claro que no es una receta para comer todas las semanas, debido al aporte calórico de los torreznos, pero para darnos un capricho de vez en cuando, te sorprenderá.

Ingredientes 4 personas:

  • 750 g de patatas para cocer
  • 250 g de panceta
  • 1 hoja de laurel
  • 2 dientes de ajo
  • 2 cucharadas de pimentón dulce
  • 1/2 cucharadita pimentón picante
  • agua o caldo de ave o de jamón
  • aceite de oliva para freír
  • sal

Elaboración de las patatas revolconas o meneás:

Pela las patatas, lávalas y sécalas.

Trocea las patatas y ponlas en el slow cooker u olla lenta junto con un ajo machacado. Cúbrelas con agua o caldo. Rectifica de sal si el caldo va flojo de sazón o utilizas agua. También puedes disolver una pastilla de caldo.

Deja cocer durante 3 horas en ALTA.

Corta la panceta en tiras gruesas para hacer torreznos y reserva.

Media hora antes de que las patatas estén cocidas, pon un cazo con aceite a fuego vivo.

Fríe los trozos de panceta hasta que queden dorados y crujientes. Retíralos sobre papel de cocina para que escurran el aceite. De esta manera le quitamos una parte importante de su aceite o grasa.

Haz un sofrito con parte del aceite de la fritura y un ajo picado hasta que este cambie ligeramente de color. Añade el pimentón, retira del fuego y remueve. Recuerda que el pimentón se quema enseguida y dejará un regusto amargo, así que retíralo del fuego y remueve.

Transcurrido el tiempo de cocción de las patatas o cuando estén tiernas y se deshagan, retira  el líquido de la olla y resérvalo. Para que esta operación resulte más fácil, puedes utilizar un cazo.

Machaca las patatas con un aplasta patatas o tenedor, incorpora el sofrito y ve añadiendo parte del caldo reservado hasta que tengan una textura cremosa.

Mantén la olla de cocción lenta encendida al máximo para que conserve el calor.

Sirve muy caliente acompañado con los torreznos.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.