revuelto de calabacín y cebolla

Como hacer un revuelto de calabacín y cebollas en olla lenta

Un revuelto de calabacín y cebollas, un segundo plato o una cena ligera.

En este caso lo hemos cocinado con una olla lenta. Este tipo de ollas son nuestras aliadas para combatir la factura de la luz. Su consumo es tremendamente bajo, y aunque veamos que los tiempos de cocción son altos, no debemos asustarnos, en nuestro caso hemos notado una bajada considerable en nuestras facturas de luz. Por eso siempre que podemos cocinamos en olla lenta, la única condición, ser un poco previsor a la hora de pensar en el menú.

Por supuesto que nuestra propuesta es con calabacín y cebolla, pero de la misma manera podríamos realizarlo con otras verduras de temporada, o añadir bacon, atún…gambas..

Ingredientes 5-6 personas:

  • 2 calabacines grandes
  • 2 cebollas
  • 3 huevos
  • aceite de oliva virgen extra
  • pimienta negra recién molida
  • sal

Elaboración de revuelto de calabacín y cebollas en olla lenta:

Lava los calabacines y sécalos. Pela las cebollas. Corta las verduras en cuadrados gruesos.

Pon 2 cucharadas de aceite de oliva en un sartén a fuego muy fuerte. Cuando esté muy caliente, saltea la cebolla y el calabacín hasta que estén medio dorados.

Salpimienta y vierte el contenido de la sartén en la olla lenta. Pon la tapa y deja cocer durante 2 horas en ALTA.

Transcurrido el tiempo de cocción, elimina gran parte del líquido que haya en la olla de cocción lenta con una cuchara.

Bate los huevos ligeramente con una pizca de sal, incorpóralos inmediatamente a las verduras, que deben estar muy calientes, remueve y deja que cuaje durante unos 10 minutos.

 

 

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.