Tortilla de espárragos, panceta y queso de mahón

Tortilla de espárragos, panceta y queso mahón

Hoy vamos a hacer una tortilla de espárragos, pero vamos a dar un toque muy especial con panceta y queso de mahón.

Desde luego que la tortilla de espárragos es una de mis preferidas, pero ya cuando le añadimos un buen queso de mahón y con una buena panceta y es un toque extraordinario.

El queso de mahón es un queso con denominación de origen, con cantos y aristas redondeados, y que poseen el sabor natural de la isla de Menorca. Para elaborarlo emplean leche de vaca de Menorca y un método de tradición milenaria. Después, el viento, la humedad y la luz de Menorca se encargan de proporcionar, a este que son su sabor peculiar, e intenso inconfundible, que se ha convertido en el atributo más valorado para los consumidores.

Normalmente encontrarás dos tipos:

Queso mahón Menorca: elaborado con leche sometida algún proceso y/ o método de conservación en las queserías industriales autorizadas.

Queso mahón Menorca artesano: elaborado con leche cruda en las queserías artesanas autorizadas.

 

Ingredientes para 4 personas:

  • 8 huevos
  • 250 g de panceta
  • 4 cebollas tiernas medianas
  • 1 manojo de espárragos trigueros
  • 1 vasito de vino blanco
  • aceite de oliva virgen extra
  • pimienta blanca
  • sal

Elaboración tortilla de espárragos, panceta y queso mahón:

Retiramos la corteza y las ternillas de la panceta, cortamos en trozos pequeños y reservamos.

Pelamos las cebollas tiernas, corta la parte blanca y la parte verde más tierna en trocitos, lavamos, escurrimos y reservamos.

Troceamos los espárragos con los dedos empezando por las puntas hasta que notes que no rompe y reservamos.

Salteamos la panceta en una sartén grande con aceite de oliva a fuego medio, removemos y cuando empiece a dorarse, añadimos las cebollas tiernas. A media cocción, agregamos los espárragos, removemos de vez en cuando y cuando estén listos, incorporamos el vino blanco, removemos para que se evapore el alcohol y escurrimos.

Salpimentamos los huevos, batimos, agregamos la preparación anterior y el queso de mahón y removemos.

Ponemos la sartén para tortillas a fuego medio con un chorrito de aceite. Cuando esté un poco caliente, agregamos la mezcla, removemos por encima para que se reparta el contenido y le damos la vuelta cuando esté cuajada por la parte de abajo, (damos un poco de ritmo con la mano, para que no se pegue),con un plato de mayor tamaño que la sartén, le daremos la vuelta. La cocemos por el otro lado, la colocamos en un plato y ya estará lista para servir.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.